Home > RugbyNoticias > Columna > El secreto de Gareth Thomas

El secreto de Gareth Thomas

Las declaraciones de Gareth Thomas al diario británico “Daily Mail” no dejan a nadie indiferente. En una entrevista exclusiva, el otrora capitán de Gales, ganador del “grand chelem” del Seis Naciones 2005, confesó ser homosexual.

Con mucha sinceridad y gran coraje, el zaguero hizo parte al público de algo que desde hace tiempo lo tenía muy abrumado. Un gran peso que se ha sacado de encima. Ya en 2006, había terminado en lágrimas en el camarín del Millenium de Cardiff al finalizar un partido con la selección de su país. “Es entonces que Scott Johnson (ex entrenador australiano de Gales), me preguntó que pasaba. Le dije que me había separado de Jemma (la esposa de Gareth Thomas), luego me dijo que había adivinado el porqué. Me llevó a una apartada sala, cerró la puerta con llave y le conté todo. Luego llamó a dos de mis mejores amigos, Stephen Jones y Martyn Williams, ellos me han dicho que no se habían dado cuenta de nada. Reaccionaron perfectamente. En el fondo, nadie me ha abandonado.”

Lo más relevante en la entrevista al “Daily Mail” es la descripción de los terribles tormentos íntimos vividos por el jugador durante muchos años. Las barreras que debió imponerse a sí mismo, condicionadas estas por los valores predominantes. Su testimonio es la crónica de un infierno personal que un buen sueldo, las victorias y la popularidad no podían abolir. Sólo los ochenta minutos que pasaba en la cancha tenían el poder de hacer soportable el hecho de llevar tal carga. Aquel que veíamos correr, tacklear, dar pases, golpearse la cabeza a dos manos, en un invariable ritual cada vez que marcaba un try, sufría como un condenado una vez finalizado el encuentro, al retomar el curso de su vida ordinaria, en una perpetua y dolorosa comedia: “Esto me ha hecho pasar por todo tipo de emociones, lágrimas, la rabia, y la desesperación absoluta.”

Si Thomas hubiese confesado sus inclinaciones a la edad de 17 o 18 años cuando tomó consciencia de su orientación sexual, en la época cuando jugaba en Bridgend su ciudad natal, jamás habría podido izarse hasta el sitial que ocupa actualmente. “Estamos en el deporte más machista que existe, incluso a veces bárbaro. Nunca hubiese podido confesar mi homosexualidad antes de haberme ganado el respeto como jugador. En un principio, pensé que mis compañeros de equipo irían a rechazarme, al temer estos que yo me sintiese atraído por ellos, en circunstancias que nunca he sentido nada por otros jugadores de rugby. Me transformé en un experto en simulación, participando en las  típicas conversaciones sobre chicas.”

Aparentemente su disfraz funcionó bien, ya que su carrera internacional comenzó a la edad de 20 años en 1995. Dos años antes había tenido su primera experiencia con un amigo no rugbista, una relación sin futuro que lo dejó horrorizado y avergonzado. Y luego vino su matrimonio con Jemma en 2002 a quien no había dicho toda la verdad. “Vivía como una bomba de tiempo, con un nudo en el estómago. Vivía con la idea de esconderlo todo en un rincón oscuro de mi personalidad, pero esto me perturbaba constantemente.” Este conflicto entre su existencia oficial y el lado sombrío de encuentros a escondidas lo hacía sufrir y sobre todo, tener que vivir con el sentimiento de que le faltaba el respeto a su esposa le era sicológicamente insoportable –“Yo la adoro pero ella merecía algo mejor de lo que le ofrecía”- todo esto es algo no muy abordado en el problema homosexual. “Yo quería a Jemma, yo habría dado mi vida por ella. Y al mismo tiempo, yo vivía con ese secreto que me volvía loco. Cada vez que pasaba delante de un local gay, era como si había un demonio sobre un hombro y un ángel sobre el otro. Uno me decía: “Anda a echar una mirada.” El otro agregaba: “No, no lo hagas.” Cada vez que yo cedía a la tentación, me aterrorizaba pensar: ¿Con quién me voy a meter? ¿Quién irá a verme? Mentirle de esa manera a mi mujer me creaba un enorme sentimiento de culpa. Cada vez me decía a mí mismo, esta es la última vez.”

Gareth Thomas hoy se siente liberado; oficialmente soltero, el antiguo capitán de los Diablos rojos enfrenta una nueva etapa, con la clara sensación de vivir una segunda vida.

Mira Tambien

ALEMANIA DA LA SORPRESA EN EUROPA

La victoria germana frente a la experimentada Rumania marco el gran triunfo del rugby en ...

#RIPJoost: The World In Union [VIDEO]

Con la presencia de su familia, amigos, autoridades y gran parte de los Springboks 1995, ...

2 comments

  1. ¿¿¿No es un poco vieja esta noticia???

  2. Eduardo Navarro

    Dudamos mucho en tratar este tema. No es el sensacionalismo lo que en este caso nos interesa. Hoy por hoy se ha abierto un espacio para abordar la homosexualidad en el deporte, tema ya bastante viejo.

Deja un comentario