Home > Internacional > CONSUR > EN BRASIL DESTACAN A LA CBRu COMO EJEMPLO DE ADMINISTRACION

EN BRASIL DESTACAN A LA CBRu COMO EJEMPLO DE ADMINISTRACION

Interesante reportaje de UOL en su sección especial sobre las olimpiadas, donde destaca la evolución de la confederación brasilera de rugby y como hoy son tomados como un ejemplo a seguir para el resto de sus disciplinas sobre todo en la parte administrativa.

La Confederación Brasileña de Rugby tiene hoy un presupuesto de aproximadamente R $ 20 millones de reales (un poco mas de 5 millones de dólares), pero fue una donación de sólo $ 500 reales (algo como 200 dólares), que cambió la historia de este deporte en Brasil. No por su valor. Por lo que pasó después.
Era el año 2009 y el empresario Eduardo Mufarrej asistió a una entrevista donde el capitán de la selección nacional, Fernando de Portugal hablaba de la falta de apoyo y admitió que estaba considerando dejar el deporte. Eduardo dejó la inercia y decidió encontrar una manera de ayudar. Se puso en contacto con el entrenador nacional e hizo la donación.
“Yo doné R $ 500.00. Es un valor alto individualmente, pero no absurdo. Sin embargo, toda la selección se comunico para agradecerme. Fue entonces cuando vi que la situación era mucho peor de lo que imaginaba. Y Decidí tratar de ayudar de verdad “, dice el gerente de la industria de fondos de inversión.

Había jugado al rugby en la escuela secundaria y la universidad, ambos en los EE.UU. Contacto a sus amigos que eran como él, que disfrutaron de este deporte y eran empresarios o profesionales de éxito. Fundaron GRAB, el Grupo de Apoyo para el Rugby brasileño. Fue entonces cuando comenzó la revolución del deporte.
Cada hombre de negocios ha contribuido lo que pudo. Todos trajeron experiencias exitosas en el mundo de los negocios. La mayoría dio horas de trabajo para el proyecto. Algunos han invertido dinero, incluso sin esperar nada a cambio. “Colocamos dinero de nuestro bolsillo. Si le hubiera consultado a mi esposa, ella vetaría el proyecto”, recuerda Eduardo.
Poco después los frutos de GRAB aparecieron. El grupo fue el embrión de la Confederación Brasileña de Rugby, que incluía la Asociación Brasileña de Rugby, el cuerpo principal de rugby en el país. Y los hombres de negocios llegaron a utilizar técnicas de empresa para cuidar de este deporte. En la actualidad, la organización cuenta con un consejo de administración con 12 miembros, un CEO contratado que vino del mercado y con credibilidad de sobra para trabajar.

En agosto, la entidad fue elegida como la confederación de deportes con mejor gestión del país por la plataforma Sou Deportes y la empresa Inspire Sport Business. No es que fuera una disputa complicada. La regla en el deporte brasileño, es ver confederaciones rezagadas, con problemas políticos o dificultades para el cuidado de su deporte. En conversaciones informales, la COB (Comité Olímpico Brasileño) la CBRu siempre es citada como un ejemplo de éxito. “Nuestra idea es contaminar otras modalidades, independientemente de los resultados que podemos obtener”, dice Eduardo.

Los resultados, sin embargo, son la gran interrogante del proyecto. A diferencia de muchas otras modalidades en las que Brasil ha tenido éxito recientemente, el rugby es muy popular y competitivo. Y ganar una medalla, por ejemplo, es impensable en el escenario actual. Por lo tanto, los planes son a largo plazo.
En primer lugar, la entidad ha creado un modelo de crecimiento. Para una federación seguir afiliada o unirse a la CBRu, debe cumplir con ciertos requisitos, tales como el número de clubes y la adopción de categorías básicas. Luego crea un proyecto para llevar a las escuelas este deporte, con profesionales enseñando a los profesores de educación física a introducir el rugby a los niños.
Desde el año pasado, hay un proyecto de Academias de Rugby. Hoy hay seis centros de formación en cuatro estados que tienen 300 jóvenes atletas y adultos que entrenan todos los días – que combinan estudio y trabajo. Estos atletas tienen un plan definido de preparación física y técnica, con metas a alcanzar. A partir del próximo año, que cumplen estos objetivos recibirán un salario de la CBRu.

Estas academias serán la columna vertebral de los equipos brasileños. Se invitará al talento joven para entrenar allí y las convocatorias para representar a Brasil se establecerán a través de revisiones internas. “El que quiera ser parte de la selección tendrá que ser aprobado y entrenar en la Academia. No será de otra manera. Es una manera de crear un plan de carrera para los atletas, dejar claro de qué manera el niño debe seguir para llegar al alto rendimiento. Hoy en día, este camino no está claro “, dice Agustín Danza, argentino que trabaja con la consultora de riesgo en multinacional y CEO de CBRu.
Este sistema incluso hará retirarse de la selección a atletas que no alcanzan los niveles de profesionalismo exigidos. “Vamos a tener objetivos individuales que se requerirán. Podemos perder algunos nombres históricos, pero tenemos que crear esa cultura”, añadió Agustín.

Para los Juegos Olímpicos de 2016, sin embargo, la generación que va a defender a Brasil no ha pasado por todo esto. Es la razón por las metas proyectadas se retrasan. Inicialmente, CBRu habló sobre los resultados ya en 2019. Aplazó un poco: hoy, el plan admite luchar por un lugar en la Copa del Mundo de 2019 y 2020 en los Juegos Olímpicos, pero no la obligación de clasificar. Esto, de acuerdo a los planes para la Copa del Mundo 2023 y los Juegos de 2024, cuando recién ahí una generación de atletas habrá sido creada por el sistema.

Por mientras: hoy Brasil lucha por ser el cuarto poder del deporte (en los hombres) en América del Sur con Chile. Argentina es una de las potencias de este deporte en el planeta. Y Uruguay está también por delante de Brasil y Chile. En las mujeres, Brasil tiene diez títulos sudamericanos y es uno de los diez mejores del mundo (en Sevens). En los Juegos Olímpicos, la disputa está en Sevens, que, como su nombre lo dice, es interpretado por siete jugadores y con partidos más rápidos, dos tiempos de siete minutos. En el mundial, la disputa está en el Rugby Unión, de a 15 atletas, juegos con dos mitades de 40 minutos – es el más popular en el mundo.

LAS MARCAS CREEN EN EL PROYECTO

En otra nota que adjuntamos a este reportaje se habla de la cantidad y relación de la CBRu con sus socios comerciales, más de 20, esto sin tener aun resultados deportivos de relevancia.
Incluso sin todavía tiene un gran atractivo para el público brasileño, la CBRu tiene varios patrocinadores, incluyendo marcas como Bradesco, Heineken y Dove. Para el director general de la organización, Agustín Danza, gestionar ellos es un reto: “Queremos ser los mejores en el mercado de los deportes en la entrega al patrocinador.”

El ejecutivo dijo que la entidad realiza reuniones mensuales o semanales con la investigación y la información que es de interés central del patrocinador, ya sea con la exposición a proyectos sociales, por ejemplo.

Las encuestas incluyen datos de Ibope Repucom o Net Promoter Score y su objetivo es mantener cercanos a los socios de la entidad.

Para lograr el objetivo, CBRu ha sufrido un proceso de mayor profesionalización. La misma firma del argentino Agustín Danza es un símbolo de cómo la entidad tiene la intención de proyectar al mercado.

Hoy en día, el director general de CBRu responde a un consejo de administración compuesto por 12 gestores. El presidente de la junta, Eduardo Mufarej resumió el plan de la confederación: “Queremos tener más la cara de una empresa y menos de una organización deportiva.”

Nadie dice que esta es la formula correcta, solo es mostrar como se está avanzando en la región.

Mira Tambien

Atrapante festival nacional en Japón marca dos años a RWC 2019

Al prepararse para ser el primer país asiático en ser anfitrión de una Rugby World Cup, ...

#WorldRugbyU20s: Resumen segunda fecha

Uruguay revivió su chance de luchar por el título del World Rugby U20 Trophy con ...

Deja un comentario