Home > RugbyNoticias > Columna > Problemas y pistas en la evolución del rugby francés

Problemas y pistas en la evolución del rugby francés

La importancia de una imagen clara

Jaques Verdier nos señala en un editorial de “Midi Olympique”: ”Exageramos la importancia del rugby en el concierto de los deportes profesionales. El real crecimiento de 2007 en el territorio francés, la evolución innegable de nuestro campeonato, la mediatización cada vez mayor de nuestro juego, los méritos bien reales de nuestros clubes y de la Liga en los últimos diez años, no constituyen en ningún caso un seguro contra riesgos. El rugby –hecho más que deplorable- sigue siendo un deporte menor a escala mundial y me parece que el fenómeno de moda que aparece a causa del último Mundial, está perdiendo fuerza. Puedo confirmar aquí que numerosos “partenaires” cercanos al rugby se están aburriendo ante la ausencia de promoción, ante una comunicación que cojea, resultados del mismo tipo y como consecuencia de ésto amenazan con retirarse, si es que ya no lo han hecho. Al mismo tiempo, nos enrostran, como una bofetada, una constatación amarga: 250 millones de licenciados en el fútbol; 55 millones en el base-ball; contra apenas 3,5 millones en el rugby.”

El director del prestigioso diario hace este alcance a propósito de la importancia de la imagen en nuestra sociedad. Considera Verdier que es importante preocuparse de la manera de cómo se presenta el noble juego y evitar tristes episodios como el de los “eye gouge” (dedos en los ojos) de estos últimos tiempos (Julien Depuy y su larga suspensión); también él constata el comportamiento del público que ha ido variando negativamente y de manera imperceptible, lenta, lamentando al mismo tiempo, que los jóvenes jugadores profesionales no hacen un esfuerzo para salir de las frases clichés, repetidas hasta el cansancio cuando son entrevistados.

Interesante pista a explorar en nuestro país; tema que se puede agregar en los talleres o clínicas y a cargo de universitarios del rugby especialistas en el dominio de la imagen. ¿Por qué no? Al mismo tiempo sería oportuno constituir un grupo de trabajo, a nivel federal (FERUCHI), que se aboque a estudiar las posibilidades de mayor promoción del rugby, su necesaria presencia en los medios informativos. Cómo “vender” mejor el rugby. La idea es acercar mucho más a la gente que está fuera del rugby y darse las herramientas necesarias en ese sentido. Hay un aspecto pedagógico, valores que este juego transmite, hay un espíritu de empresa inherente a la vida de un club, de una asociación, entidades que no están quietas, que evolucionan forzosamente en el tiempo y al mismo tiempo como extensión geográfica. Es más que seguro que habrá muchos que querrán acercarse al rugby de una o de otra manera, interesados por la riqueza que nuestro juego representa si llegan a tener los canales apropiados para entrar en contacto.

La pesada pista de un club profesional a alto nivel

Guy Novès entrenador del Stade tolousain, en una entrevista a “Midi Olympique Magazine”, critica duramente a la Federación francesa de rugby, constatando el diálogo de sordos que existe entre el organismo rector y los clubes del Top 14 con jugadores en la selección. Recalca la falta de equilibrio en el campeonato debido a las ausencias de los jugadores que deben estar disponibles para la selección, sobre todo ahora en este período del 6 Naciones: ”Nuestro campeonato no puede ser denominado “campeonato profesional”. No es un campeonato honesto a partir del momento en que los clubes involucrados no pueden, en muchas ocasiones, utilizar sus mejores elementos. El sistema de “dobles” (partidos de selección y de clubes que se juegan en el mismo fin de semana) es deshonesto si se considera toda la inversión realizada de antemano por los clubes. Philippe Rougé-Thomas y Yannick Bru (entrenadores adjuntos) tuvieron en Noviembre pasado ocho jugadores en el entrenamiento de un total de treinta y tres profesionales. ¿Qué podían hacer? Nada. Hemos tenido que hacer entrar a la cancha el fin de semana siguiente elementos lesionados, otros que apenas salían de una lesión… Hay un riesgo demasiado importante y esto me recuerda el rugby que se jugaba en los años 30.”

Preconiza entonces Nòves una reducción de la élite con un campeonato Top con 12 clubes y una H Cup con sólo 4 clubes franceses clasificados en lugar de 6. La idea es darle aire al rugby francés. Incluso va aún más lejos al proponer, en la interesante entrevista, la reducción de los tests de verano a dos partidos y hacer lo mismo en otoño. En junio, los internacionales terminan una temporada de mucha intensidad, considerando que no hay necesidad de agregar tanto. En cuanto al Torneo de 6 Naciones, Nòves considera que no es representativo. No hay para él gran interés en ver a los mismos equipos enfrentarse año a año. Estima al mismo tiempo que el nivel de algunos equipos ha bajado y el Torneo se ha desvalorizado como consecuencia de esto. ¡El colmo de los colmos es cuando tiene lugar el mismo año que el Mundial! Le parece absurdo repetirse el mismo plato cuatro meses después. No hay para Nòves un proyecto coherente a futuro al mantener el 6 Naciones todos los años.

El profesionalismo y sus exigencias

El mismo Novès frente al profesionalismo, nos dice, que aquellos que piensan hacer negocios antes de preocuparse de la salud de los jugadores, se equivocan: “Si quieren seguir ganando dinero con el rugby, les conviene cuidar la materia prima. Cuando veo que tenemos que jugar el 15 de agosto justo después de medio día bajo 45° C y el 10 de enero a las 9 de la noche con unan temperatura de 6° C bajo cero, tengo que constatar que hay 51° C de diferencia: ¿donde está la coherencia? Una vez más el “business” define las cosas…”

El Top 14 es financiado por la estación de televisión Canal +, presente en el cable y accesible a través de un abono especial (suplemento a pagar fuera del cable). Este canal difunde el Top 14 a través de una señal especializada en deportes. Los partidos internacionales del XV de Francia, algunos tests de otras naciones y todos los partidos del 6 Naciones son difundidos en directo por la estación del Estado (France TV) en la red abierta, lo mismo que los partidos de la H Cup con clubes franceses involucrados. El Mundial de Francia fue difundido por TV abierta en su integralidad. Canal + se queja de la ausencia de los elementos más destacados en muchos encuentros que la estación difunde, especialmente algunos “derbys” (clásicos). A esto Novès responde: “¡Éste debate no me toca! Mi objetivo no consiste en tener verdaderos o falsos clásicos. El trabajo que me pide mi presidente consiste en permitir al Stade toulousain de estar  lo más seguido posible en las etapas finales del campeonato y de la Copa Europea.  A partir de esto, a lo largo de toda la temporada tengo que tomar decisiones, tratar de usar todo mi plantel para llegar a las metas definidas. Cuando no veo 9 de mis mejores jugadores durante 2 meses, me falta un tercio de mi plantel para trabajar y después se extrañan de que mi equipo tiene malas actuaciones…”

“El profesionalismo es el trabajo de detalles. Hay que repetir y repetir lanzamientos de juego, gestos técnicos para reducir al máximo lo que se deja al azar. Si ustedes observan bien el juego de mi equipo, a partir del momento en que volvieron los internacionales una vez finalizados los tests del otoño, nuestro juego colectivo mejora y en cada partido es más eficaz. Cada detalle tiene su importancia: El día anterior a la visita de Clermont al Stadium, debido a la nieve, el césped estuvo tapado con una lona y no pudimos trabajar los tiros a los palos. Estuvimos mal en ese sector frente al ASM al día siguiente.”

Una idea neocelandesa aplicable en Francia

Guy Novès declara que al estar en Nueva Zelanda pudieron observar lo que hacen los Waikato Chiefs como formación, la idea de aplicar lo mismo en Toulouse no deja de ser interesante: “He propuesto al presidente Bouscatel un centro de formación. La idea es de preparar en condiciones casi-profesionales un joven antes de integrarlo al grupo profesional. La tendencia es ir a la excelencia ya que el profesionalismo lo exige. Los Michalak, Jeanjean y Poitrenaud de esa época no podrían haberse integrado al grupo profesional a la edad de 18 años. En lo físico, hoy en día los jóvenes deben ya tener un bagaje importante si quieren destacarse y no es con un solo entrenamiento por semana que van a lograrlo.” Novès está proponiendo a su club una estructura “in situ” en la que los jóvenes pasarían toda la semana. Donde alojarían y estudiarían. Estarían bajo el control de un equipo médico y se entrenarían prácticamente todos los días.

(En la foto: La banca del Stade toulousain, Guy Novès entrenador)

Mira Tambien

#HK7s: LISTO EL SORTEO, CHILE EN GRUPO B

Esta mañana (tarde en HK) se realizó el sorteo del Seven de Hong Kong uno ...

ALEMANIA DA LA SORPRESA EN EUROPA

La victoria germana frente a la experimentada Rumania marco el gran triunfo del rugby en ...

2 comments

  1. Veeryo Rojas G

    Por todo lo anterior, me quedo con el deporte amateur, pero con un apoyo REAL y moral de nuestra sociedad y en especial de organizaciones deportivas y/o gubernamentales.

    Cuando aparece el dinero como motivación $e complica todo. el dinero debe ser un recuro de apoyo para lograr metas, no una motivacion para la practica del deporte. Les recuerdo la premisa que el rugby es un medio para hacer amigos y no un fin en si.

    Puedo estar equivocado, pero los juegos olimpicos tenian un precepto que lo enaltecian, pero el Dinero contamino tanto a dirigentes como a los atletas.

    Si bien hay deportista$, tambien hay DEPORTISTAS, por todo lo anterior me entrego al desarrollo del juego del rugby como un deporte que complemente la formacion de buenos individuos DEPORTISTAS.

    EL DESAFIO ES DIFUNDIR EL JUEGO DEL RUGBY A GRAN NIVEL SOCIAL Y NO VENDER… SUS PRINCIPIOS, VALORES, TRADICIONES Y SIMBOLOS DES ESTE EXTRAORDINARIO DEPORTE-ESCUELA A CAMBIO DE UNA MASIFICACION CARENTE DE RESPETO Y FORMACION.

    • He ahí todo el problema cómo bien lo indicas. El rugby profesional existe y presenta ventajas y desventajas para el desarrollo global del juego. En lo personal nunca hemos ganado dinero con el rugby. No todos los rugbistas son profesionales y un club profesional cuenta en sus filas amateurs que visten la misma camiseta en 3a o 4a división. Es cierto que en la época del amateurismo había toda una exigencia al respecto: En Gales se jugaba el domingo ya que de hacerlo el sábado, día hábil de trabajo, significaba que los mineros del carbón que jugaban serían pagados, en consecuencia que estaban en una cancha y no en la mina. Hoy por hoy, hay una distancia sideral entre los países que están a la cabeza de la clasificación IRB y los que están bajo el 15avo lugar y el profesionalismo ha indudablemente creado un nivel de exigencia muy elevado. Hay dos mundos en el rugby y es necesario evitar que se produzca un abismo entre ellos y en este artículo tratamos de mostrar muy someramente lo positivo y lo negativo de una situación creada por el profesionalismo y que es una evolución al mismo tiempo. En Escocia, por ejemplo, hay una crisis en el rugby y nos gustaría abordar ese interesante tema más adelante.

Deja un comentario