Home > Internacional > #TRC2014: MEJORES EN LA CANCHA, ABAJO EN EL MARCADOR

#TRC2014: MEJORES EN LA CANCHA, ABAJO EN EL MARCADOR

En una calurosa tarde de sábado en Salta, norte de la Argentina, Los Pumas jugaron su mejor partido en años pero se vieron derrotados ante unos Springboks que no fueron superiores en el campo de juego. 31-33 fue el resultado final y da para mucho análisis. Estuvimos en el Estadio Padre Martearena y éste fue el desarrollo del match:

En la previa todo sugería que lo seco del clima de la zona beneficiaría al buen juego, muy diferente a lo que vivimos con la lluvia de Pretoria en la primera fecha. En la grada se vivía un intenso clima de nerviosismo que duró hasta el momento de los himnos, donde Leguizamón (quién sería una de las figuras) lloraba desconsoladamente.

Al inicio de las acciones Los Pumas empezaron con todo y demostraron que no serían tramite fácil para unos Sudafricanos que empezaron dormidos. Ya a los 3 minutos Nicolás Sanchez metió el primer penal de la tarde pero el jóven hombre de los Blue Bulls, Handré Pollard, igualaba el marcador. Los trasandinos insistían con una muy buena presión de la tercera linea y al momento de entrar a las 22 contrarias se llevaban los puntos. Juan Martín Hernandez fue el encargado de marcar un drop frente a las H, pero nuevamente el apertura visitante ponía el empate con un penal.

6-6 se vía en la pantalla gigante cuando a los 25 minutos Pablo Matera rompió la linea de ventaja por la derecha y, luego de un buen juego de manos de los backs, “La Pantera” Montero marcó el primer try. Una conversión perfecta del 10 argentino subió un marcador de 13-6 que empezaba a fantasear con la primera victoria de Argentina frente a Sudáfrica.

Otro penal de Pollard acercaba a los de verde y luego de un lamentable error en ataque de Martín Landajo en las 22 contrarias Ruan Pienaar recuperó el balón y una serie de rastrones a la carrera llevaron al try de Bryan Habana, quién sino. En esa misma corrida se lesionó Pablo Matera, quién fue uno de los mejores durante la primera parte.

Los primeros 40 minutos cerraban con un forward-pass de Martín Landajo a Marcelo Bosch que se lamentó con toda la bronca ya que podrían haberse ido al vestuario con otro resultado. Otro penal convertido para Sudáfrica y 13-16 para irse al camarín.

Ya en la segunda mitad, a los 6 minutos, un enchufado Tomás Cubelli (que reemplazó a Landajo) se escapó por el poste para marcar un try que no pudo evitar el fullback Willie Le Roux a pesar de su tackle que forzó a esperar la resolución del TMO. Conversión de Sanchez y Los Pumas pasaban a dominar.

Un excelente juego de forwards por parte de los argentinos, que arrasaron en el scrum durante los 80 minutos del encuentro, los llevaron otra vez a las 22. Rápidos pases en la linea y un potente Joaquín Tuculet, que se escapó por dentro de la marca, puso el tercer try, que sumado a otro penal de Sanchez, llevó a Los Pumas a tener una diferencia de 12 puntos. Las tribunas del Estadio Martearena explotaban, era puro júbilo en los 15.000 trasandinos que llegaron al encuentro. Ni hablar del “Huevo” Hourcade, desde el palco de prensa se escuchaban los gritos de alegría desde la dirección técnica del equipo.

El marcador de 28-16 a 25 minutos del final era impensado y luego de esto, el desastre. Algunos errores de manejo y desconcentración por parte de los argentinos, llevaron a que los visitantes se despertaran. En una dudosa jugada por el posible knock-on a la hora de marcar, Cornal Hendricks con su try en la bandera y un recién ingresado Morné Steyn con la conversión respectiva, acortaron las diferencias a 5 puntos.

Los Pumas no reaccionaban y luego de un excelente maul en ataque, Marcell Coetzee (que había reemplazado a Juan Smith) puso el try para empatar a 11 minutos del final. Steyn con la conversión puso a los Springboks arriba en el marcador pero un par de minutos después Marcelo Bosch lo dio vuelta con un penal desde la mitad de cancha. 31-30 era el resultado y los argentinos se ilusionaban con la victoria pero a 3 del final el arbitro Steve Walsh sancionó un penal que Steyn no dudó en convertir para estar otra vez por delante.

Tiempo cumplido, última jugada del partido y Los Pumas atacaban por una victoria agónica. Serie de pases en la mitad de cancha y un irreconocible Juan Martín Hernandez puso un espantoso pase buscando a Lucas Gonzalez Amorosino que terminó fuera de la cancha. El lamento de la tribuna y así terminaron las acciones.

Una bronca terrible se apreciaba en el equipo argentino que no podía creer como se les escapó este partido, en especial para el mejor jugador de la cancha, Juan Manuel Leguizamón, quién se remordía la conciencia al borde del campo de juego. Ceremonia en el centro de la cancha y un desmerecido premio de “Man of the Match” para Hernandez, que solo puso el Drop para la foto.

Los Pumas jugaron mejor, merecían llevarse el partido, pero los partidos no se merecen, se ganan. Y eso es lo que se le pide a esta selección argentina, definir un partido, esa es la vuelta de rosca que les falta. La próxima será en Napier frente a un Nueva Zelanda que viene de barrer a los Wallabies en Auckland, un test que será una gran prueba psicológica para una selección argentina que necesita empezar a ganar.

Credito Foto: Prensa UAR

Estate atento a toda la cobertura del Rugby Championship 2014 por Rugby Noticias! La próxima parada de nuestro corresponsal en tierras argentinas será en el Estadio Único de la ciudad de La Plata, para el duelo entre Los Pumas y los All Blacks por la 5ta fecha del torneo.

Mira Tambien

#HK7s: LISTO EL SORTEO, CHILE EN GRUPO B

Esta mañana (tarde en HK) se realizó el sorteo del Seven de Hong Kong uno ...

ALEMANIA DA LA SORPRESA EN EUROPA

La victoria germana frente a la experimentada Rumania marco el gran triunfo del rugby en ...

Deja un comentario