Home > CHILE > LA CARTA DE UN LEON DE LA ROJA

LA CARTA DE UN LEON DE LA ROJA

Hace unos días en la columna titulada “A quien copiar” les comente que en España se esta viviendo una crisis en torno al rugby, donde en varios medios se acoge una petición popular para que  renuncie el presidente de la FER el señor Mandado.

Bueno, lamentablemente para mí, el tema llego a un punto que creo que nunca es bueno, que es cuando se involucran los únicos perjudicados en torno a todos estos asuntos, los jugadores.

Es así como llego una carta abierta por parte de el hooker de la selección española JOSÉ MARÍA BOHÓRQUEZ  fue publicada en la web del diario MARCA dando su opinión sobre el rugby español y motivos por el cual se esta en la situación actual.

Lo peor de todo es que cuando uno lee la carta, encuentra puntos muy similares con nuestro humilde rugby nacional.

Juzgue usted.

Después de los últimos resultados tanto de la selección absoluta como de la sub-18, se ha abierto un debate (si lo queremos calificar como tal, porque parece más un ‘leña al mono que es de goma’) donde se duda desde las capacidades del presidente de la FER, la Federación Española, a las de los entrenadores de los distintos seleccionados, los mismos jugadores y, si te pones, hasta del conductor del bus que pasa por allí.

Pero no voy a entrar en ese debate, porque cada día más, nuestra política a nivel dirigencia, nuestros foros, se parecen más a nuestra política nacional, aquí la culpa es siempre del otro y todo lo que tú hagas está mal y es censurable. Eso sí, ni se te ocurra que te voy a ayudar y ni se te ocurra que me voy a dejar ayudar… así nos va.

Lo que quiero centrarme es en por qué parece que no progresamos. En contra de la ‘opinión pública’ yo sí creo que el rugby español progresa en División de Honor, donde los jugadores cada vez son más grandes, más preparados físicamente y mejor preparados técnicamente. Sin embargo sí ha caído preocupantemente en las divisiones regionales y categorías inferiores… y en el ámbito de la Universidad es simplemente trágico. Hay muchas razones para ello, pero creo que las dos más importantes son, sin lugar a dudas, la falta de competición (los chicos no pueden tener ligas de ocho partidos y, si no se clasifican para los Campeonatos Nacionales, se acabó) y la misma idiosincrasia de los jóvenes en la sociedad de hoy, ya que el rugby requiere de ciertos sacrificios que muchos ya no quieren o prefieren no asumir. Pero el problema básico es que nosotros vamos en Cercanías y el resto de países han cogido el AVE.

Si nos fijamos en los países que estaban a nuestro nivel hace diez años… o a los que nos están superando ahora… o los que se acercan… tienen básicamente dos modelos, pero todos con algo en común, todos tienen Centros de Alto Rendimiento y concentraciones permanentes donde los jóvenes valores viven, estudian, se entrenan y se entrenan y se entrenan… Estamos hablando de Rumania, Rusia, Georgia, Alemania (por cierto, financiado por un mecenas que de manera altruista paga de su bolsillo), Portugal, etc… y esto les hace producir cada vez antes y cada vez más rápido… TALENTO.

Creo que estamos en un momento en el que o nos subimos al segundo tren del profesionalismo con firmeza o directamente dejamos de engañarnos, porque nunca más los cogeremos. Bélgica estuvo de gira por Sudáfrica antes del Campeonato de Europa sub-18, Portugal estuvo cuarenta días de concentración, Alemania tiene concentración permanente y España sólo dispuso de… ¡ OCHO DIAS de entrenamiento y un partido de preparación ! Y quedaron subcampeones… y encima se les reparte a diestro y siniestro. ¿Qué hubieran hecho estos chicos si hubieran competido en igualdad de condiciones? (días de concentración, medios a su alcance, etc.)

Y respecto a los mayores, nosotros, cierto es que se jugaron partidos malos, como ante Rusia, Portugal y Rumania, pero fuimos vencidos por equipos que pueden trabajar juntos con una continuidad y unos medios que España no tiene, entregándoles nosotros muchas veces el partido, bien es cierto. Pero también se jugaron buenos partidos, como contra Georgia, donde muchos dicen que era una especie de Georgia B, olvidando que España también viajó con bajas, sólo con la diferencia que una vez que te pones esa camiseta, la del ‘XV del León’, eres España y punto. Así pensamos y así queremos seguir pensando.

Lo que sí os puedo asegurar es que cualquiera que se haya puesto esa camiseta en los últimos años, ha llegado a un EQUIPO, con mayúsculas, no a una selección, que es uno de los mayores logros del seleccionador y su equipo, a un grupo impresionante donde todos y cada uno de sus componentes lo ha dado todo y un poco más por defender a este equipo y a esos compañeros.

Terminando, lamentablemente todos estos problemas tienen una sola solución: DI-NE-RO. Hay un mundo mejor, pero lamentablemente es mucho más caro. Y si ya encima trabajamos todos tirando hacia el mismo lado, en vez de acuchillarnos, ya no tendremos tope.

José María Bohórquez
Talonador del Cajasol Ciencias y la selección española de rugby

Mira Tambien

NUEVOS CURSOS DE CAPACITACION DE CHILERUGBY HASTA FIN DE AÑO

Más de ocho cursos serán dictados por el nuevo staff de educadores de Chile Rugby, ...

Cinco candidatos para dos lugares en la final del Trophy

El World Rugby U20 Trophy se muda a Punta del Este el miércoles para definir ...

Deja un comentario