Home > CHILE > Pasto

Pasto

Terreno baldío destinado por plan regulador municipal a zona de esparcimiento en Villa Alemana.

“Dale pasto, dale pasto”

Raúl Carchio

Entrenador argentino

FERUCHI

El problema de canchas podría transformarse en un problema candente. Si los vítores en las tribunas por parte de la hinchada de Sporting, durante el encuentro entre éste y el Viña el sábado reciente: “No tienen cancha, no tienen cancha” como desahogo frente al resultado adverso, nos hicieron sonreír en el momento, al mismo tiempo nos hicieron recordar, poco más tarde, una cruda realidad: Sporting Rugby Club acoge en el recinto que ocupa en el Valparaíso Sporting Club a otros clubes de rugby para que jueguen ahí su localía y entre ellos el Viña Rugby Club, institución viñamarina no menor en el concierto del rugby nacional.

Hace algunos años, viendo la saturación a futuro del único recinto público empastado, en la comuna de Villa Alemana (Estadio Ítalo Composto), vimos la necesidad de plantear, como past-president del club de rugby local (VARC), la habilitación de un espacio abandonado de alrededor de 5 hectáreas. Hay que indicar que dicho espacio estaba ya destinado, por plan regulador de la comuna, para zona de esparcimiento (deporte entre otros fines). Sin entrar en detalles, terminamos enviando una carta al Presidente de la República de la época, donde hacíamos hincapié en la necesidad de establecer Espacios de Esparcimiento Ciudadano (E.E.C.) en medio de las aglomeraciones urbanas de Chile. Espacios de estructura simple, con terrenos planos empastados y que permitiesen la práctica deportiva, el esparcimiento y la contemplación (el vagabundaje). La idea era permitir dar cabida al deporte como expresión ciudadana, en un espacio generador de lo que es club de todo tipo, fútbol, rugby, otros deportes.

El VARC efectuaba sus entrenamientos en terrenos baldíos de estrecha dimensión, plazas publicas con alumbrado nocturno y pensábamos que una solución de ese tipo podía ser una herramienta de desarrollo formidable. Al mismo tiempo dicho espacio podría ser compartido con el fútbol que se practica en tierra y otros deportes emergentes. Relaciones podrían establecerse con otras disciplinas. Con atletas, ciclistas. Recuperables para el rugby. Dejo a cada lector imaginar las posibles combinaciones sin caer en propuestas escabrosas.

Aún recuerdo una frase de “El Profe”, nuestro entrenador en mis tiempos de presidente, proponiendo que entrenásemos, casi a escondidas, en una cancha de fútbol en tierra durante la noche: “Y así, a la luz de la luna, podremos entender la significación de una cancha en toda su anchura”. Mejoramos harto el pase con la experiencia debo decir. Todos los pases eran ciegos. Dejamos de jugar “arrinconados”, nos pusimos aventureros por el ancho.

Temo que quizás no necesitamos tanto estadios monumentales (no están de más), para desarrollar la práctica del deporte amateur en nuestro país. Cierto es que una simple cancha sin tribunas, no es una propuesta interesante como construcción y las empresas de obras públicas no están dirigidas por poetas, ni por “profes” a la luz de la luna. Pero toda democracia que se respete, debe considerar también aquello que no mueve multitudes, ni necesita tribunas gigantescas.

Para terminar quisiéramos agregar un párrafo que encontramos en la web y que guarda relación con el Estadio de La Pintana que acoge al Trapiales Rugby Club:

“Debido a que los suelos eran de uso agrícola cuentan con una capa  vegetal rica en materia orgánica. A partir de los años 70 los terrenos fueron objeto de toma ilegal de propiedad, por lo cual proliferaron los pozos negros o sépticos y en sectores el terreno presenta desniveles.

Este estadio se construyó hace 9 años atrás con el objetivo de crear un espacio popular para el esparcimiento de los habitantes de la comuna. Se construyeron dos canchas, la cancha 2 es de uso masivo para distintos deportes  entre los cuales se cuenta futbol, rugby y baseball. Esta cancha fue hecha sobre suelo nativo y no cuenta con sistema de drenaje u obra ingenieril alguna, se utilizó para la siembra una mezcla de Festuca, Ballica y trébol frutilla la cual se denomina comercialmente como mezcla “La Pintana”.  El trébol  es de poco uso en mezclas deportivas debido a que produce des uniformidades de la superficie y esconde los desniveles con lo cual hace a la cancha propensa a las lesiones de deportistas. La cancha 2 es de un uso intensivo con un promedio de 44 horas uso a la semana, solo restan 10 horas para hacer labores de mantención básica”.

Mira Tambien

[VIDEO] Highlights CHILE XV v SANTA FE

Como parte de su preparación para la Gira a Asia el plantel disputo un encuentro ...

NOMINA DE CHILE PARA CUP OF NATIONS HONG KONG – ALEMANIA

Un grupo de 31 jugadores fueron los escogidos para la histórica gira que llevara a ...

2 comments

  1. RECUERDO LA PROPUESTA, AVERIGUAMOS LOS NOMBRES DE LOS DUEÑOS DE LOS TERRENOS, SE ENVIO PROPUESTAS PARA LA HABILITACION DE ESTE ESPACIO ABIERTO A LA COMUNIDAD, PERO LAS INSTANCIAS ESTATALES ESPERABAN QUE PRIVADOS ENPRENDIERAN EL PROYECTO, QUE INVIRTIERAN EN DEPORTE SOCIAL…
    EL TIEMPO PASA Y CUANDO NO SE IMPLEMENTA
    EN UN PLAZO SEÑALADO UN TERRENO SEGUN LO DISPUESTO EN EL PLAN REGULADOR, EL DESTINO DEL LUGAR PUEDE CAMBIAR.
    FALTO VOLUNTAD POLITICA!
    SALUDOS TATA
    JOAQUIN

  2. Gracias por tu interés y la lucha continúa: Que el posible pasto sintético del estadio sea apto para rugby y las medidas también. No como en Peña Blanca en el espacio donde están involucrados Zuleta y Elías Figueroa, donde hay una cancha de 50 metros de ancho y que no sirve para rugby. El acento en la gestación de los espacios públicos, está puesto más en las graderías que en el plano de creación que debe de ser una cancha.

Deja un comentario