Home > RugbyNoticias > Columna > Los Pumas en la elite

Los Pumas en la elite

Jugarán el Cuatro Naciones. Mike Miller ratificó el adelanto que Pichot le hizo a Clarín hace una semana.
Por DANIEL PELISCH
Wellington. Enviado Especial de Clarin

Se despejaron todas las dudas. Los Pumas jugarán desde el año que viene el torneo Cuatro Naciones junto a las súper potencias del rugby moderno, concentradas en el Hemisferio Sur: Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica. El inglés Mike Miller, Director Ejecutivo del International Rugby Board (IRB), ratificó lo que Agustín Pichot le había adelantado a Clarín en una entrevista exclusiva en Dunedin, antes del debut de la Selección en el Mundial.

Miller aclaró con sus dichos las confusas declaraciones que el francés Bernard Lapasset, presidente del IRB, brindó hace dos semanas sobre el particular hecho. Especialmente, aquellas que aludían a que Argentina jugaría ese torneo siempre y cuando tuviera un buen rendimiento en esta Copa del Mundo.

“Está todo organizado y los contratos ya se firmaron. Por lo tanto, el Torneo Cuatro Naciones, con la inclusión de Argentina, comenzará el año que viene”, reveló el dirigente.

¿Qué inconveniente determinó que Lapasset dijera que Argentina tenía que hacer un buen Mundial para poder participar?
-El último obstáculo era entre el IRB y los organizadores del Tres Naciones con respecto a la financiación a cargo del IRB, que pondrá 10 millones de dólares en cuatro años. Ese dinero no será para Argentina, sino para cubrir el lucro cesante, es decir las pérdidas potenciales que puedan sufrir los otros tres integrantes de la competencia.

¿Por qué lucro cesante?
-Porque, por ejemplo, cuando australianos y neocelandeses juegan en alguno de sus países, las ciudades se pelean por obtener la sede debido al gran interés de los aficionados por ver esos encuentros. En cambio, por ahora no se espera una concurrencia masiva de argentinos a los partidos que Los Pumas jueguen de visitantes, y por eso no resulta tan seductor para esas ciudades organizarlos. Esa es una de las pérdidas potenciales.

¿Resolver esa cuestión demoró la confirmación del nuevo torneo?
-Había una serie de pequeños detalles contractuales por resolver; así y todo ya se arreglaron. Era lo único que estaba frenando el acuerdo. El IRB ya está seguro de que se eliminaron todos los problemas y que el Cuatro Naciones es un hecho.

¿Entonces por qué Lapasset dijo que la incorporación de Los Pumas estaba condicionada?
-Supongo que lo que quiso decir Bernard es que cuanto mejor les vaya a Los Pumas en el Mundial, más entradas se venderán en los partidos del Cuatro Naciones que los tenga como protagonistas el año que viene.

Entonces, ¿Argentina no está a prueba aquí?
-No lo está.

¿El contrato para que Argentina se integre al torneo tiene una duración limitada?
-Es por cuatro años.

¿Por qué motivo el IRB está tan interesado en que Los Pumas jueguen ese torneo?
-Porque queremos asegurarnos de que Argentina permanezca en el Tier 1 (el grupo de 10 países que integran el primer nivel del rugby mundial). El objetivo del IRB es que haya la mayor cantidad de selecciones posibles que puedan competir en la elite. Está el ejemplo de Rumania, que en los años ‘70 tenía un nivel muy alto, pero en ese entonces el IRB no tenía dinero para apoyar y así se perdió una gran oportunidad. Queremos asegurarnos de que eso no vuelva a pasar. Hoy es Argentina y en el futuro pueden ser otros países. Cuantas más sean las naciones con un rugby de jerarquía, habrá más gente interesada en este deporte, más dinero ingresará y más dinero habrá para el desarrollo del juego.

¿El IRB tiene alguna injerencia en las ciudades argentinas que podrían ser sedes del Cuatro Naciones?
-No. Esa decisión la toman los países participantes. Nosotros sólo tenemos influencia en cómo invierte Argentina el dinero que el IRB le entrega para los centros de alto rendimiento.

¿Está sorprendido por la cantidad de aficionados argentinos que vinieron a alentar al equipo en Nueva Zelanda?
-Si. ¿De dónde vienen? En verdad, están por todas partes… Eso es buenísimo.

Buenísimo, también, es que Miller haya despejado todas las dudas. Y que haya confirmado que Los Pumas, por primera vez, serán parte de una competencia anual. Era una deuda pendiente que el Planeta Rugby tenía la obligación de cancelar.

Mira Tambien

#Rugby Libre: La semilla del cambio quedó en Valparaíso

Tras la tercera jornada de la Gira Rugby Libre 2019 Patricia García y su equipo …

#RugbyLibre a pura emoción en Valparaíso

Rugby Libre, el proyecto que busca cambiar el mundo a través del rugby, está por …

Deja un comentario