Home > RugbyNoticias > Columna > DESDE RUGBY POPULAR: OTRO UNIVERSO

DESDE RUGBY POPULAR: OTRO UNIVERSO

 

Acá les dejo lo que escribió Felipe Cáceres, la persona detrás del Blog Rugby Popular, con quien tuve el agrado de compartir, comentar y admirar, desde las tribunas de prensa, lo que fue el partido de los Pumas y Springboks.

Por primera vez en la historia se jugó en Sudamérica un partido por los puntos. Fue Argentina y Sudáfrica válido por el “Rugby Championship”. Torneo que a partir de este año y por los próximos tres siguientes se disputará allende los Andes, a tan sólo 4 horas de Santiago. El mítico “Tri Nations” se jugó a ladito nuestro, en la mismisima República Federal Argentina. Golazo de los Pumas que sin dudas viven un universo rugbysticamente distinto. Loco pero cierto.  Real y digno de ir a ver.

Sobre el rugby argentino

A medida que nos internamos hacia el país vecino buscando un rugby que nos conmueva, la sensación de haber hecho lo correcto se hacía más evidente y exitante. Muchos de los chilenos que viajamos ese día nos obligamos a ir porque estamos convencidos que el rugby argentino es el espejo en cual reflejarse y el de los Springboks un gusto de decir presente. Otros simplemente han dado la vida por este deporte y disfrutar esto es parte de un premio. Hinchas, jugadores, periodistas, entrenadores. Una aventura para ver el rugby de élite, para hacer Club con los amigos y para aprender en cada una de las áreas en la cuales se puede hacer rugby junto a lo que han hecho los hermanos argentinos. Fuera de contexto: el que pregunta por la rivalidad entre ambos países, todavía tiene mucho que aprender.

Sobre el juego

En vivo y en directo, tecnicamente el rugby es más lento que en televisión. Aunque la ovalada corre igual, la sorpresa de muchos que veían rugby de elite por primera ve,  fue que la velocidad exagerada de los jugadores en la TV, se veía compensada por una calidad técnica y mecánica poco habitual para el ojo amateur. El cachetazo del profesionalismo no es tal.  Sin embargo hay un monton de atributos. Vamos viendo: Enroque de posiciones, cambio de roles y planimetría en el juego y apoyo más allá de la técnica individual. 9, 10 y 12 jugando de memoria son la perspectiva a observar; para aprender y para entrenar.

El cansancio versus la capacidad de concetración es otro atributo fácil de apreciar. También la división del juego en las zonas de la cancha. Cada área con objetivos y misiones en específico, con patadas de una forma en las 22 y con kick de otra manera afuera de ella. Así con un escenario de ese tipo, la visión de juego se amplía y el espectáculo también.

Sobre el partido

Historias más, historias menos. Corría el minuto 35 de juego y el capitán Jean de Villiers sumaba su primer ataque en una aventura solitaria por levantar a los “Boks”. Lo cierto es que la producción del centro de los Stormers, hasta ese entonces era el reflejo de lo que pasaba por la cabeza de los jugadores sudafricanos: desconcetraciones, penales perdidos y un sin número de pelotas sucias saliendo de los rucks, era la tónica de los Campeones del mundo en 1995 y 2007.

Con los visitantes fuera de libreto, la raya de la suma fue como el rugby argentino equiparó al Sudafricano (primera vez que no pierden ante los africanos). Y lo hizo en casi todo aspecto. Como siempre, la primera linea de defensa Puma fue fiera en el tackle abajo. Con el decálogo y con mucha actitud. (La mayoría seguimos a los Pumas por ello). También la picardía hizo lo suyo: otro ABC del rugby trasandino. Para el aplauso y para la historia quedará el try totalmente Made in South America: de área a área, continuado de forwards, jugado por la base y con pases extraños que agotaron cada uno de los lados. Esto último marca registrada de estos nuevos  Pumas, que a esa altura abrochaban lo que se generaban y se iban al 2T con un 13 a 3, ante un rival que a pesar de lo perdido, presentaba y presentará siempre un rugby tosco, destructor, guapo y siempre muy efectivo.

Sobre la cultura Bok

Así como venían las cosas, eran pocas las sonrisas que se veían en la trinchera verde. Sin cerveza por ley Federal, los personajes de la Sanzar y la SA respiraban hondo en Mendoza. Es obvio, ellos vienen a ganar y no dar lástima. A este nivel el rugby se construye como una pirámide, casi como la más estricta de las empresas. En la marquesina arriba en las plateas se respiraba cultura rugby gracias a la presencia de los aficionados sudafricanos y a una gran masa de periodistas argentinos que en número son más que el mismo mercado que los mantiene y que al igual que sus players, está constante aprendizaje. (Ni hablar del de Chile que se cuenta a gotas).

Detalles más, detalles menos, en medio de este ambiente de inflación medio novedoso y medio clásico casi impuesto a la turistica Mendoza, la frase de los periodstas visitantes era: “se puede perder el partido, pero no la cabeza”. Lo real es que Sudáfrica se sacó una piedra del zapato y logró emparejar un partido que tenía perdido, más por una cuestión psicologíca y más por una reacción que tuvo dos factores: 1) el cansancio de los jugadores argentinos y 2) el orgullo de defender una prestigio que los hizo ganar el Tri Nations en 1998, 2004 y 2009. Después de eso, en ambos equipos ya quedaban muy pocas fases y muy pocas piernas que levantar.  Como en todos lados jugar, viajar y cansarse es algo universal.

Sobre el camino al éxito

Se pudo observar en el Malvinas Argentinas cuanto progreso llevan los albicelestes a la hora de enfretar a los rivales de categoría. Pareciera que estos Pumas están más grandes que el mito que los rodea entorno a su garra. Verlos en vivo jugar este torneo los hace reales: Para la gente, para el pueblo que los acompaña en una muestra incomparable de orgullo y que también ahora les exije ganar. Y obvio, también son reales para sus nuevos eternos rivales que ahora están obligados a parar en Sudamérica al menos una vez al año.

En cuanto al rugby en sí, párrafos atrás mencionabamos a Sudafrica Campeón del Mundo 2007. Precisamente en ese Test de semifinales, Argentina perdió 37 -13 ante un rival que no le dio chances y lo pasó por encima durante media hora que le fue suficiente para marcar diferencias. Hoy pareciera que el juego se orienta a mantener un panorama ciclico en cuanto a posesión, físico y resultado, más que caer sólo en el aliento de la leyenda y algún nombre que tanga más caps que otro. El camino al éxito en este meca del rugby, por suerte, dejó de ser pan y vino y mitología anexa.

Sobre lo úlitmo

Las sabias las palabras del libro “Ser Puma”, que me acompaña en este momento: “Una sola mirada basta para entenderse…un corazón amateur en tiempos de profesionales”.  Así termino esta crónica de un partido histórico para quienes así lo creemos. Una crónica sobre los Pumas de nunca acabar y una crónica sobre frutos que se cosechan en parte gracias, a la preparación integral de la Unión de Rugby de Argentina (UAR), que ha puesto a sus más de 100 funcionarios en disposiciónde la historia.

Como de otro universo.

Desde Buenos Aires, Argentina.

Felipe Cáceres G.

Rugby Popular.

Mira Tambien

#ARC2016: UN MOMENTO DE CAMBIO PARA EL RUGBY CHILENO

Tras el partido de Argentina XV con Chile en San Juan el fin de semana …

CHILE, 20 AÑOS FRENTE A ESPAÑA Y EL RUGBY

En el rugby, la mayoría de las organizaciones miden sus grandes planificaciones, estrategias y resultados …

Deja un comentario