Home > RugbyNoticias > Columna > ¿Y si el VII fuese el peor enemigo del XV?

¿Y si el VII fuese el peor enemigo del XV?

A la pregunta: “¿Qué cambiará en el planeta ovalado cuando entre el rugby a VII a los juegos Olímpicos de Río en el 2016?”, la respuesta podría ser: “Todo”.

Están por delante los nuevos torneos que se crearán con el objeto de preparar la nómina de los 24 futuros participantes (12 equipos masculinos, 12 equipos femeninos): las series clasificatorias de 2014 y 2015. En el Reino Unido, el UK National Series, financiado por un inversionista privado en acuerdo con la RFU, comenzará a funcionar desde el 2010. Diez emanaciones de los clubes del Premiership disputarán el título supremo. En Francia, la FFR ha anunciado que una quincena de jugadores dedicados exclusivamente a la práctica del rugby a VII estarán bajo contrato con la Federación. En Estados Unidos la contribución financiera del gobierno atribuida a esta disciplina cuadruplicó, como en Rusia. Una escalada armamentista que se avecina…

Cambios institucionales

A comienzos de Diciembre, el célebre diario americano “The Wall Street Journal”, a través de un estudio comparativo entre rugby a VII y rugby a XV, terminaba su análisis con la constatación de que numerosos sponsors podrían a largo plazo abandonar el XV para destinar fondos a un deporte que congregó a más de 760 millones de telespectadores con ocasión del último torneo mundial en Dubai. “El VII, versión fast food de un ancestro apegado a sus tradiciones de combate, contabiliza un try cada dos minutos, contra un try cada catorce minutos en el XV. La batalla entre hermanos a comenzado…” ¿El rugby a XV amenazado? Es lo que podría creerse a partir de los triunfos mediáticos y comerciales de Hong Kong y Dubai… Pensar que los grandes inversionistas norteamericanos y rusos harán del VII un centro de interés privilegiado no es nada de absurdo.

Pero eso no es todo. Al ingresar al CIO, la poderosa IRB está obligada, hoy por hoy, a revisar sus  estatutos y a adaptarse a las normativas de la instancia olímpica. Actualmente un consejo compuesto por las diez naciones más importantes reina sobre el planeta ovalado (la asamblea general de 95 países se limita a ratificar las decisiones del consejo), la carta olímpica se distingue por una disposición fundamental e inamovible: una nación, un voto. ¡Tal es así que la voz de Kenya, de las Islas Salomón, o de Polonia podría tener la misma fuerza que la de Francia, de Inglaterra o de Nueva-Zelanda!

Finalmente, el presidente de la IRB hasta ahora elegido por el consejo de los sabios, debería ser designado a partir del voto de los 95 representantes de las federaciones. Resumiendo, las reglas de derecho británico que rigen el deporte rey desde hace más de un siglo deberían ser transformadas. ¿Una revolución al horizonte?

Mira Tambien

[VIDEO] Nominados para Mejor Jugador 7s Masculino 2017

World Rugby anunció la terna para el premio World Rugby Men’s Sevens Players of the ...

Recordando El Milagro de Los Andes

El 13 de Octubre de 1972, el avión que trasladaba al equipo de Old Christians ...

Deja un comentario